Español Catalano Italiano French English
LEYENDAS DE MONTSERRAT

LEYENDAS DE MONTSERRAT

EL CAVALL BERNAT

La cima más emblemática de todo el macizo de MONTSERRAT es, sin duda, el “Cavall Bernat”. Según cuenta la leyenda, a un leñador que debía transportar fajos de leña al Llobregat, se le presentó el diablo y le prestó un caballo llamado Bernat, rápido como el rayo, para que lo ayudase en tan arduo trabajo. “Cavall Bernat, Cavall Bernat, baixa la llenya al Llobregat” (Caballo Bernat, Caballo Bernat, baja la leña al Llobregat) se cuenta que el leñador le decía al caballo.

Pero quien hace pactos con el diablo algo tiene que dar a cambio… La condición que fue impuesta por el diablo fue que, al cabo de diez años, el leñador le había de proporcionar otro caballo de características similares.

El leñador, sigue contando la leyenda, se hizo rico con la ayuda del “Cavall Bernat” pero el día en que se cumplían los diez años, el diablo le recordó la promesa que, por otra parte, el leñador ya había olvidado. Ante esto, la mujer del leñador se puso a orar a la Virgen y una luz resplandeciente iluminó todo el recinto. Después de esto, tanto el diablo como el “Cavall Bernat” habían desaparecido y, en su lugar, se alzaba una enorme piedra señalando el cielo.

El TIMBALER DEL BRUCH (El Timbalero del Bruch)

El hecho histórico del que parte esta conocida leyenda es la derrota de las tropas francesas dirigidas por el General SCHWARTZ el 6 y el 14 de junio de 1808 delante de las tropas de los somatenes de los vecinos pueblos y soldados regulares. Fue la primera derrota sufrida por las tropas francesas.

Un joven nacido en Santpedor, Isidro Llussá, descansaba al pie de unas rocas, junto con sus compañeros cuando la caida de unas piedras hizo que sonara su tambor. Este hecho les hizo sospechar la presencia de franceses y rápidamente pudieron sorprenderles por la retaguardia. Las tropas franceses, que se dirigían a Manresa, abandonaron rápidamente la montaña, sorprendidos por la presencia de los catalanes y, sobre todo, por el ruido del timbal tocado por Isidro y amplificado por el eco de la montaña.

De MONTSERRAT, aparte de sus múltiples encantos , es lugar digno de visitar por muchos otros motivos: A destacar, aparte de la Basílica, el Monasterio, el Museo y el antiguo claustro gótico.

En Cataluña existe un antiguo refrán que reza asi: “Qui no es casa a MONTSERRAT no es ben casat" (Quien no se casa en MONTSERRAT no es bien casado). Lo que sí es cierto es que, para casarse allí es preciso pedir fecha y hora con muchísimo tiempo de antelación.

referencia : http://www.cayomecenas.com/mecenas667.htm

Leyendas del Grial

El Reich tenía varias obsesiones, dos de ellas eran Arturo y la creencia de Hitler de ser un nuevo mesías, esto lo podemos leer en Mein Kampf: "Yo me creo en el deber de obrar en el sentido del Todopoderoso Creador: al combatir a los judíos cumplo la tarea del Señor". Si juntamos esas dos obsesiones encontramos rápidamente la mayor del Führer, conseguir el Santo Grial, y le encargó esa misión a su hombre de confianza, Himmler.


En un primer momento buscaban el cáliz con el Cristo brindó en la última cena (aunque algunos consideraban que el Santo Grial como una piedra que le cayó de la cabeza a Lucifer). Después, al más puro estilo “El código Da Vinci” consideraron la posibilidad de que el Santo Grial fuese en realidad el Sang Real, la descendencia que María Magdalena había criado al sur de Francia. Hitler se veía a sí mismo como descendiente de este linaje. Todas estas creencias llevaron a Himmler a Montserrat.


Como hemos dicho apareció en la puerta el 23 de octubre de 1940, cuando le abrieron nadie entendía que era lo que quería ese hombre brusco así que llamaron al único del Monasterio que hablaba alemán: el monje benedictino Andreu Ripoll. Himmler le pidió (más bien le ordenó) que le llevara a la biblioteca y buscara toda la información que tuvieran sobre Perceval (el caballero encargado por Arturo de buscar el Grial y que no desistió incluso cuando las cruzadas estaban perdidas) y el Grial. Se pasó en esa biblioteca horas. El monje llegó a tener un enfrentamiento dialéctico con él por la afirmación hecha por Himmler de que Jesús era ario y los católicos lo habían ocultado. 


A pesar de considerar a Himmler un personaje desagradable lo dejaron permanecer el tiempo que considerase necesario. Eso sí, una vez este se marchó en busca del Grial le hicieron saber a Franco su malestar y le pidieron (por medio del capitán general de Catalunya) tratase de evitar la visita de personajes tan desagradables

REFERENCIA EL PAIS 

Portalturismohotel Viajes en España

E-mail

Site Map

Busca en Informadores turisticos:
 

Historia Monasteiro de Montserrat

Abadía de Montserrat
El Modernismo - Los Autores

Museo Pinacoteca

Las Leyendas de Montserrat

Centro Reserva Guías Turísticos

LEYENDAS DE MONTSERRAT

Leyendas del Grial
Otto Rahn ricercatore tedesco del Graal
Otto Rahn ricercatore tedesco del Graal
Immagini tratte da 
Wikipedia


Lohengrin di Richard Wagner

Lohengrin di Richard Wagner

Informadores turísticos de Cataluña